La orden de los canteros

Who controls the British crown?
Who keeps the metric system down?
We do, We do.

Who keeps Atlantis off the maps?
Who keeps the Martians under wraps?
We do, we dooooooo.

No es posible realizar el trabajo de una guild únicamente por una persona.

Perdón, voy a corregir esa frase.

No conviene realizar el trabajo de una guild únicamente por una persona.

Les voy a a enseñar una palabra que lo mismo conocen y que, en caso de que quieran dedicarse a llevar adelante una hermandad, les va a ser más que útil: Delegar.

En ocasiones, los guildmasters tendemos a creer que somos los únicos que podemos sacar adelante la hermandad, lo cual da lugar a que hagamos todo el trabajo pendiente. Así que asúmannlo cuanto antes: Ustedes no son imprescindibles.

Sé que resulta increíble, pero es así. Pueden ser más importante para la marcha de la hermandad, y probablemente consideremos que todo se irá al carajo si no estamos pendientes y vigilantes de los más nimios detalles, lo cual no es cierto y suele conducir a dos situaciones correlativas:

  • Dependencia excesiva de una sola persona.
  • Cansancio y desmotivación de la persona que se encarga de todas las tareas.

Así que pónganse a repartir responsabilidades como si les fuera la vida en ello. De hecho, más vale que acepten mi palabra: Les va la vida en ello. La vida de diversión y placer que obtienen con este juego y el hecho de llevar adelante el trabajo de la hermandad. Diversión que se irá por el desague en cuanto deje de ser diversión y se transforme en obligación. No me canso de repetirlo. Estamos en esto para divertirnos, de modo que pongámonoslo fácil.

Canteros

Tener un buen equipo de gente a nuestro alrededor nos va a permitir realizar una mejor gestión y de la hermandad y, consecuentemente disfrutar más.

Ya tratamos en un artículo anterior de cuales son los puestos de responsabilidad a tener en cuenta, y aunque había pensado en abundar en la lista, creo que será más conveniente hacer un repaso de elección de personas y formas de trabajar con ellas porque, como en tantas cosas en esta vida, no todo el mundo vale para todo.

A mi modo de ver, existen dos personalidades claramente diferenciadas: La gente a la que le gusta implicarse y la gente que prefiere no complicarse la vida. Ninguna de estas dos situaciones es mala per se y pueden servirnos para roles diferentes, pero conviene distinguirlos bien para evitar los habituales malentendidos y enfados consecuentes.

Todos los guildmasters queremos tener a nuestro alrededor a gente comprometida, responsable, con conocimientos del juego en profundidad, que sepa jugar su clase y la del vecino, etc… La realidad suele ser distinta porque los objetivos y motivaciones de cada cual tienen una medida.

Y es más, ya no estamos hablando de reclutamiento de gente para poder ir x días por semana a matar bichos, hacer chistes en los intermedios y quejarse del lag. Se va a dar poder a personas concretas y el poder tiene una particularidad interesante: Mal entendido, envenena.

Poder

En circunstancias normales, las personas con las que formaremos nuestro equipo de oficiales accederán al cargo de forma natural, porque serán ellos mismos los que se van a ofrecer para hacer cosas, o son los que se encargaron de realizarlo una vez y quedan en ese puesto por aclamación popular.

Ofrezco una serie de reflexiones que espero ayuden para la elección de las personas

  • ¿Qué personas son regulares en su juego y su asistencia?
  • ¿Quienes ofrecen consejos de juego y equipo a la gente más inexperta, son generosos con los consumibles, comida, pociones, etc…?
  • ¿Quienes se preocupan de estudiar y/o crear las guías de estrategia?
  • ¿Quienes tienen una cabeza amueblada y madura?
  • ¿Quienes muestra iniciativa propia organizando raids y/o eventos fuera de horario oficial?
  • ¿Quienes tienen mayor experiencia en el juego?

Al leer esas preguntas, piensen en qué personas de su guild les aparecen en la mente. Esas son las que quieren tener dentro del equipo de oficiales.

Es conveniente recordar que, aunque en las hermandades más numerosas o más serias, suele haber una estratificación de cargos previamente fijada, esa estructura no debe ser inamovible ni piramidal. Desde mi experiencia, siempre es mejor que el equipo de oficiales y el guildmaster puedan formar una suerte de “primus inter pares”. No se trata de que haya alguien que mande y los demás obedezcan, sino de tener un intercambio de ideas y opiniones que beneficie a todos. Las decisiones deberían tomarse por consenso y no por votación. En buena ley, no sería necesario votar nada.

Espero no estar pintando un mundo demasiado ideal 😛

Acostumbren a su equipo de oficiales a ejercer de ello. Si se asignan tareas concretas, que se hagan. Es necesario dar autonomía, libertad y transmitir que se tiene confianza en estas personas. A los seres humanos pocas cosas nos gustan más que ver que conseguimos cosas y solucionamos problemas. Aparte de la satisfacción personal, la satisfacción de un reconocimiento de este trabajo es muy reconfortante y sirve para afianzarnos en que lo que se está haciendo. De modo que cuando alguien vaya yendo bien, no nos cortemos ni avergoncemos en felicitar el trabajo cuando haya que hacerlo.

La comunicación es importantísima. Será vital para avanzar que todo el mundo esté alineado en la misma dirección. Mantener reuniones periódicas para asuntos cotidianos es una buena forma de no dejar flecos en el aire.

Acceder a un puesto de oficial no es una recompensa, sino una responsabilidad. No es un “Bienvenido a la socidad ultrasecreta de megapros”, sino “Bienvenido al trabajo y la dedicación”. Si alguien tiene algún problema con esto, debería dejar el puesto de inmediato. Por supuesto, tampoco es normal que alguien que se haya envenenado con el poder lo deje voluntariamente. Esto puede dar lugar a enfrentamientos, cabreos y demás drama jugoso. Pero sobre este tema ya hablaremos más adelante.

Y hasta quí puedo leer. Disculpen la longitud del texto, que tiendo a emocionarme y me desmando. La semana que viene, si todo va bien, hablaremos de activos y recursos de la guild. El sucio dinero y todo eso 🙂

Anuncios

4 comments

  1. Dave · abril 22, 2009

    Lo que se dice al principio del articulo es lo que me paso en mi antigua Guild. Pero no se hace justicia porque la gente es muy covarde. Me explico:
    La Guild progresaba de forma inmejorable. No eramos los mejores pero tampoco queriamos serlo. Nada mas entrar la gente que la componia (incluido el Master y los oficiales o la Bankera, con los que ahora no puedo ni cruzarme en el juego) me gusto tanto y les cogi tanto cariño, que me intente involucrar lo mas posible para ayudar a que la Guild funcionara, hice el foro del Clan. Albunes de fotos, Guias de Pjts, de Bosses, links de interes, lo actualizaba casi cada dia. Se formo poco antes de la Wotlk y terminamos Naxx 10 y a punto del 25, pero esto no ocurria por unas cuantas manzanas negras que no venian a Raidear, sino a pasar el rato y que los demas se lo curraran, vamos a estar ahi. Todo esto se le dijo al Master, pero resulta que la mayoria de estos eran “amigos” del Master, por lo que este, no hacia nada al respecto.
    El problema real no eran estos, OffRaiders XD sino que las decisiones solo las tomara el Master. Un dia, Jueves, el Viernes era festivo, la gente salio de marcha y como el no habia salido y le sento mal que la gente decidiera salir, en vez de sancionar con 25DKP que era lo estipulado en las normas, sanciono con 75 . . . porque el lo vale. Tu avisabas a un oficial de algo y el no hacia caso, tenias que mandarle un correo a el o decirselo a el personalmente. Si el no estaba en ua Raid y un oficial tomaba una decision, y a el no le gustaba, al dia siguiente le recriminaba la decision . . . chico eres Master o “CAUDILLO” . . . y asi muchas.
    Por eso digo que las Guilds deben estar montadas de forma coerente y por varias cabezas visibles, con humildad y con cabeza. Que bastantes jefecillos subidos de tono tenemos dia a dia en nuestros trabajos.
    La cuestion es que esto desenboco en la salida, primero de 2 miembros (el MT de las Raids y un oficial) y acto seguido de 6 mas, despues de mi y conmigo 6 mas . . .
    Si esta persona despues de todas estas bajas en su clan no ve que algo esta haciendo mal . . . no se, decidme si soy yo el que no ve la realidad . . .

    Gracias y perdon por el tocho.

  2. nebiath · abril 23, 2009

    Saludos,

    Nada de tocho. Bien interesante el comentario 🙂

    Y es cierto que los dobles raseros a la hora de medir pueden hacer mucho daño a una hermandad y provocar jugosas dosis de drama.

    Pero para estos temas, que también me gustaría tratar como se merecen, ya dedicaremos una entrada posterior…

    • Davs · abril 26, 2009

      me encanta tu blog?
      por cierto eres gm de alguna hermandad??? puedo entrar?? xD 🙂

      • nebiath · abril 28, 2009

        Saludos,

        Soy GM de una hermandad, que prefiere mantenerse en el anonimato en beneficio de todo el mundo 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s